Cómo elegir las prácticas de empresa

Elegir las prácticas de empresa de la mejor forma posible es una cuestión difícil y muy relativa. Podría decirte como en el post de “Como elegir TFG”, que te reconozcas a ti mismo, que averigües lo que te gusta, que busques la empresa que más te guste y las hagas ahí… Sería una muy buena opción, pero no es tan sencillo.

 

El último paso antes de salir al mar

Las prácticas de empresa serán tu primer contacto con el mundo laboral, y este es el factor que las convierte en una decisión relativa que depende de tus necesidades y de lo que busques.

Además este último año ya debería rondar por tu cabeza qué va a ser de tu vida los próximos años y entre otras cosas, habrá aparecido la idea de la independencia, no digo que sea hora ya de independizarte, eso depende de muchos factores y solo los conoces tu. Solo quiero decir que estos conceptos, sobre todo si te atraen, complican la decisión.

De cara a las prácticas de empresa, tengo que dejarte una cosa muy clara, y es que existe la posibilidad de que la empresa que elijas, aunque todo parezca perfecto, no te coja como becario en tu departamento ideal, para esto es importante buscar la lista de empresas que ofrece la universidad y buscar testimonios de antigüos alumnos que ya hayan pasado por allí.
 
 

Partimos de dos formas de pensar:

 
Yo diría que hay 2 conjuntos de prioridades, distintos, pero no incompatibles, es más, si los compatibilizas sería lo mejor que podrías hacer y te situaría en una posición excelentísima de cara a tu trayectoria laboral.
 

1. Necesito conseguir un trabajo ya (aunque no sea exactamente lo que estudié) y empezar a ganar independencia y experiencia laboral.

  • Con esto en mente tu objetivo deberían ser las empresas en las que tengas más probabilidades de quedarte a trabajar, si no conoces ninguna, coge la lista de las que ofrece la universidad e investiga cual podría ser un buen partido. Si además es una que te encanta: PREMIO!
  • Cuando hablamos de empezar a trabajar ya en algo que no sea exactamente lo tuyo para independizarse, no contemplamos la opción de ser asistent@ de ventas en Zara (de momento). Hablamos de prácticas de empresa de vuestra carrera, como comentaba anteriormente existe la posibilidad de que no os sitúen como becario de vuestra posición natural, a lo que me refiero aquí es que el trabajo que podáis conseguir con las prácticas, sea un trabajo relacionado con lo vuestro que os permita moveros a vuestra posición natural “fácilmente” en un futuro. Como fue mi caso: Empecé como ingeniero industrial y salté a diseñador industrial.

 
 

2. Necesito/quiero trabajar de lo que me gusta, para lo que he estudiado, desde el minuto 00:00, indiferentemente de las posibilidades que tenga de quedarme trabajando en la empresa que elija.

  • Si lo consigues, entras en una empresa que te encanta y eres el becario del tío que hace lo que te encanta. Se la mejor versión de tí mismo y demuestra lo bueno que puedes llegar a ser. Puede que esa persona esté buscando un ayudante porque va desbordada, o va a ascender próximamente y su puesto se va a quedar libre, no descartes ninguna opción y demuestra quién tiene agallas para sustituirle, sin pasarte. Nada produce más animadversión que un novato estúpido y listillo.
  • Sin embargo esto es difícil, más te vale conocer bien la empresa en la que te vas a meter, o conocer a quien será tu tutor y qué vas a hacer (como pueden ser las empresas de los profesores o de las que ya hayas obtenido testimonios positivos de otros alumnos) porque vas a priorizar el trabajar de lo que te gusta a la posibilidad de obtener un trabajo real. Por tanto, si encima llegas a la empresa y te ponen a solamente a hacer fotocopias, gestionar albaranes, ordenar carpetas y llevar cafés, habrás malgastado las prácticas de empresa. Ojo! Digo solamente porque obviamente es algo que tendrás que hacer, lo tienen que hacer los trabajadores y tú, siendo el nuevo, te tocará más que a ellos, pero no puedes dedicarte solo a eso, necesitas aprender también algo de las condiciones reales de tu trabajo. Eso es lo que está mal. Si te ocurre, al final verás una empresa por dentro, verás como son las relaciones laborales, te habrás sentado en una oficina… es algo, pero nada más. Y si te preocupa tu futuro, te quedarás una sensación de desperdicio muy amarga.

 
 

"I don't know what i want, I don't know what I am"
“I don’t know what i want, I don’t know what I am”

 
 

La opción ganadora es…

Como decía al principio, combinar las 2 opciones y conseguir trabajo en una empresa que te encanta, en un puesto que te encanta, te situará en una muy buena posición para seguir avanzando hacia otras empresas, otros intereses, etc etc.

Si te equivocas, siempre puedes seguir haciendo prácticas extracurriculares, aunque eso te tomará tiempo, pero si estas atascado con alguna asignatura, es una gran oportunidad para intentarlo de nuevo.

La opción ganadora solo la conoces tú, creo que la elección la verás muy clara cuando pienses las ganas o necesidad real que tienes de empezar a trabajar y/o de tener tu propia independencia, si empezar a trabajar y salir del nido para ti es un factor que pesa mucho o más bien secundario. Puedes hacer como mucha gente y seguir viviendo en casa de tus padres, trabajando o sin trabajar aún, incluso hay gente que tiene su trabajo desde hace mas de 5 años y sigue viviendo con sus padres…

Todo depende de tí, de tu conciencia, de la carga que representes para tus padres, de lo cómodo que te encuentres, que se encuentren tus padres contigo en casa, etc….

 

¿Una cuestión de actitud?

Yo conseguí trabajo gracias a las prácticas de empresa, de modo que para acabar, te cuento las ideas con las que me enfrenté a las prácticas por si a ti también te pueden ayudar a aumentar tus posibilidades de conseguir trabajo en la empresa que elijas.
 

Explota tus ventajas, olvida tus desventajas

  • Esta vida es demasiado corta como para que una sola persona pueda llevar todas las hablidades existentes a la máxima expresión. ¿Cuantas veces hemos oído que el futuro es “la especialización”? Aunque es algo que no comparto, para conseguir el trabajo te hará falta sumergirte en el dogma y exhibir tus especialidades.
  • Céntrate en tus habilidades y haz que se enteren de por qué elegirte a ti y no a otra persona. Si eres un maestro de un programa, dilo. Si sabes un idioma adicional, dilo… y sobre todo, sigue cultivando esas habilidades para no perderlas.

 

Se la mejor versión de ti mismo

  • Creo que aquí hay poco que explicar, se trata simplemente de ser tu mejor “Yo”. Positivismo y Proactividad es tu lema.
  • Di sí a todo. Serás el más dispuesto, el que tiene más garra, el más majo, etc. Ojo!, sin caer en excesos: sin agobiar, sin ser un pelota… Hemos dicho el mejor, el óptimo.

 

No tengas miedo

  • No te vas a cargar la empresa, de verdad, no dejes que el miedo a no saber hacer algo bien influya en tu decisión cuando te pidan que hagas algo, no se van a arriesgar a darte nada que pueda involucrar algo negativo para la empresa así que házlo.
  • No te preocupes, no vas a suspender. Creo que aún no he visto a nadie suspender las prácticas de empresa. Lo cierto, es que ni siquiera alcanzo a imaginar lo mal que tienes que hacerlo para suspenderlas.

 
¿Tu has pasado ya las prácticas de empresa? ¿O las estas pasando ahora? Seguro que algo más de luz puedes arrojar a este tema. ¿Cómo viviste la decisión? Siéntete libre de compartir y comentar. Muchas gracias!
 

Si te ha gustado este post, recuerda que compartir es vivir. Puede parecer simplista pero, realmente supone una gran motivación ver que algo gusta y es compartido para seguir escribiendo y creando. Muchas gracias 🙂
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on Tumblr

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *